Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

OK Más info

Drones para agricultura

Cada vez más, el uso de drones para agricultura está muy extendido. No son pocas las empresas del sector agrícola que utilizan drones con fines muy diversos. Por una parte, para obtener información concreta sobre el estado en el que se encuentra el cultivo en sus distintas fases y actuar en consecuencia, a partir de sensores multiespectrales y termográficas. De otra parte, para realizar trabajos de fotogrametría, a partir del cual obtener modelos digitales del terreno, ortofotografias de gran resolución a tiempo real, mapas de altura y de curvas de nivel, etc., y finalmente realizar mediciones de fincas con coordenadas georreferenciadas.

En la actualidad, el uso de RPA (sistemas aéreos no tripulados o drones) se ha convertido en uno de los elementos clave en el sector de la agricultura. El desarrollo y posterior aplicación de estos útiles ha supuesto un paso gigante hacia la agricultura enfocada en tres dimensiones ya que la innovación de los drones supone el inicio de una nueva forma de trabajar más precisa y segura. El uso de drones para agricultura marca una diferencia sustancial en comparación a la forma de entender la agricultura tradicional. Entre las múltiples ventajas destacan estas:

-Reducción de costes al optimizar la aplicación de fertilizantes, agua, y fitosanitarios según las necesidades de cada planta en particular.

-Mayor precisión en las labores de cultivo.

-Monitorización de los cultivos.

-Eficiencia en las operaciones y disminución del impacto ambiental.

Drones para agricultura

Los drones para agricultura son una realidad y su incorporación en el ámbito agrícola es más que evidente. Sin embargo, este escenario tan cotidiano no siempre ha sido tal. Hasta hace no muchos años, la utilización de drones para agricultura era una práctica cuanto menos extraña. No será hasta comienzos de los años  90 cuando se extiendan los drones en actividades relacionadas con la agricultura. Así, mediante un esfuerzo continuado por la innovación y la vanguardia, los drones dejaron de ser un reto imposible de implementar para convertirse en herramientas eficientes con diversas aplicaciones como son estas:

– Examinar los cultivos. Los drones permiten verificar el estado en el que se encuentran los cultivos, detectando las necesidades nutritivas por planta,  y actuando en consecuencia, consiguiendo una optimización de la producción, y mejorando la calidad de los productos agrarios.

Controlar el estado hídrico del terreno.  La ausencia de riego y el nivel de humedad del suelo pueden ser detectados por los drones determinando un manejo más eficiente del agua.

-Fumigar eficientemente. Los drones para agricultura permiten la aplicación de plaguicidas y otros productos de manera óptima gracias a la programación de rutas concretas de fumigación.

Detectar enfermedades o plagas con antelación. Estas herramientas suponen una solución para minimizar los efectos.

Como ves, el uso de drones para agricultura no solo garantiza el futuro del campo sino que dibuja un nuevo escenario caracterizado por la innovación, la excelencia y la vanguardia. Ponte en contacto con Innodrone, empresa experta en la utilización de drones para agricultura y verás por qué utilizar estas herramientas en el ámbito agrícola solo trae ventajas. ¡Te esperamos!