Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

OK Más info

Innodrone

Drones para agricultura

Desde su creación, el uso de los drones ha experimentado un crecimiento exponencial sin precedentes. Cada vez, son más las aplicaciones que se le encuentra al vuelo de estos RPAs, dejando impactado al público general, y sobre todo a los más veteranos.

Dentro de las utilidades más novedosas, se encuentra el uso de drones para agricultura. Sus grandes beneficios han encontrado rápidamente numerosos adeptos, y ya son  numerosas las empresas del sector que utilizan drones con fines agrícolas.

Por un lado, el uso de sensores multiespectrales y termográficas, permite obtener información concreta sobre el estado en el que se encuentran los cultivos en sus diferentes fases. En consecuencia, pueden actuar con mayor precisión sobre las labores de cultivo.

Otros usos muy demandados son la realización de trabajos de fotogrametría, a partir de los cuales se pueden obtener las superficies de fincas, volúmenes de tierra, modelos digitales del terreno; ortofotografías de gran resolución a tiempo real; y mapas de altura y de curvas de nivel, entre otros, así como la realización de mediciones de fincas con coordenadas georreferenciadas.

 

Los usos actuales de los drones para agricultura.

Índice de vigor con drones para agricultura de precisión

La existencia de drones para agricultura, da la posibilidad de obtener mapas que representen el estado del suelo, así como el estado metabólico de las plantas. Se podría decir que es algo tan fácil de obtener como una fotografía aérea. Algunas de sus ventajas son el ahorro de coste y,  el aumento de la productividad.

El dron volará, equipado de diferentes sensores, sobre los campos a estudiar. Tras su vuelo, un software transforma las imágenes en mapas de índice de vigor. Este mapa muestra la luz que reflejan las plantas; de manera que cuanta más luz refleja una planta, mejor será su estado de salud; por el contrario, la poca luz desprendida dará a entender el estrés de la planta.

Muchas empresas en España ya usan drones para agricultura con este fin, sobre todo en sectores como el de la viticultura; sobrevolando vides en búsqueda de problemas focalizados y concretos.

 

Drones para detección de plagas y malas hierbas

Drones para agriculturaTradicionalmente, el control de plagas es un proceso complejo que requiere la acción continua de personal en las plantaciones.

La aplicación de drones para agricultura permite la detección temprana de plagas y su correspondiente subsanación. Gracias a los drones, los agricultores podrán detectar las zonas más problemáticas de manera prematura y concentrar sus esfuerzos en evitar la infección al resto del cultivo.

 

Peritaje e inventario de terrenos de cultivo.

Las plantaciones de una zona de cultivo, varían en función de determinadas características. Uno de los elementos que condiciona el tipo de cultivo es, sin duda, la extensión del terreno.

En zonas de amplia extensión, como pueden ser las grandes fincas de labor y  olivar de la comunidad andaluza, se dificulta la tarea de contabilizar las plantas, para, por ejemplo, la solicitud de cualquier subvención. Con el uso de drones para agricultura, este problema está resuelto. El dron podrá, de manera rápida, contabilizar e inventariar cualquier gran plantación, evitando un trabajo tedioso y molesto.

 

Fumigación de precisión en el campo

El vuelo de los drones sirve para la fumigación precisa del campo en cuestión. El uso de plaguicidas y pesticidas efectivo evita la sobre fumigación, que daña al medio ambiente, y que además supondrá un mayor coste para nuestra empresa.

La metodología será sencilla; trazas la ruta exacta de fumigación y el dron, cargado del material necesario, se encarga de fumigar sobre plantaciones concretas, llegando a tener una precisión casi milimétrica, pudiendo fumigar planta a planta.

Hoy en día, el uso de sistemas aéreos no tripulados (RPA), es decir, el uso de drones para agricultura se ha convertido en un elemento clave en el sector, llegando a ser incluso, un aspecto diferenciador de las empresas más avanzadas. El vuelo de drones con este fin concreto ha supuesto un paso hacia adelante en el desarrollo de la agricultura.

Drones para agriculturaLa unión entre innovación y agricultura da lugar a una nueva forma de trabajar más precisa y segura.  Entre las múltiples ventajas del uso de drones para agricultura destacan:

  • Reducción de costes al optimizar la aplicación de fertilizantes, agua y fitosanitarios según las necesidades de cada planta en particular.
  • Aumento de la precisión en las labores de cultivo.
  • Monitorización de los cultivos.
  • Eficiencia en las operaciones y disminución del impacto ambiental.

Los drones para agricultura son una realidad y su incorporación en el ámbito agrícola es más que evidente. Sin embargo, ésto no siempre fue así. No hace muchos años, la utilización de drones para agricultura era una práctica aislada. No fue hasta comienzos de los años 90, cuando empezó a extenderse esta actividad en el ámbito de la agricultura.

Mediante un esfuerzo continuado por la innovación y la vanguardia, los drones dejaron de ser un reto imposible de implementar para convertirse en herramientas eficientes con diversas aplicaciones. La investigación sigue vigente, y se espera que en el futuro, las aplicaciones de los drones sean:

  • Teledetección automatizada con drones para agricultura.
  • Asistencia a la polinización.

Como ves, el uso de drones para agricultura no solo garantiza el futuro del campo sino que dibuja un nuevo escenario caracterizado por la innovación, la excelencia y la vanguardia. Ponte en contacto con Innodrone, empresa experta en la utilización de drones para agricultura, y verás por qué utilizar estas herramientas en el ámbito agrícola solo trae ventajas. ¡Te esperamos!